• Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle

Un poco de quienes somos ...

Cerca del final de 1991, Dios plantó una pequeña semilla con un propósito mucho mayor de lo que cualquiera podría imaginar. Todo comenzó en la Iglesia Bautista de Wayside, en una clase de escuela dominical compuesta por aproximadamente 8 personas que estudiaban la Palabra de Dios en portugués, su idioma nativo. Este grupo creció progresivamente en la medida que Dios traía más hermanos y hermanas a nuestras reuniones de los viernes celebradas en las casas de los hermanos.

Como un fuego arrasador,

nos convertimos en la Misión Brasileña de la Iglesia Bautista Wayside. Al principio, ocupamos un pequeño salón junto a la iglesia, apodado "la casa amarilla", donde celebrábamos los servicios de adoración matutina y vespertina todos los domingos. En la  medida que nuestro número creció, el Señor nos proporcionó una capilla más grande dentro de nuestra iglesia madre y un salón social (Fellowship Hall) anexo, donde el 31 de Mayo de 1994, se estableció oficialmente la Iglesia Brasileña Kendall (Kendall Brazilian Church).

Hoy,

somos una iglesia internacional, con miembros de toda América del Sur que estudian la Palabra de Dios, que aprenden acerca de Sus planes y de Su amor por nosotros a través de nuestro Señor Jesucristo, y  que disfrutan de la compañía de los demás mientras  formamos más discípulos, quienes a su vez forman nuevos discípulos.

Pastores

Nery_edited.png

Pr. José

Roberto Nery

Jonas_edited.jpg

Pr. Jonas Mostafá

Bebeto_edited.jpg

Pr. Carlos (Bebeto) Simões

Screen Shot 2019-03-22 at 4.14.57 PM_edi

Pr. Ercidio Gonçalves

Rick_edited.png

Pr. Ricardo Vasquez

Lo que creemos:

• La existencia de un solo Dios: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son tres entidades individuales que en su totalidad conforman una esencialmente.

 

• La soberanía de Dios en la creación, revelación, redención y juicio final.

 

• La inspiración divina, la veracidad y la integridad de la Biblia como se reveló originalmente, y su autoridad suprema sobre todos los asuntos de fe y conducta.

 

• El pecado y la culpa universal de todos los hombres, desde la caída de Adán, que nos someten al juicio y la condenación de Dios.

 

• La redención de la culpa, la vergüenza, el dominio y la corrupción del pecado es solo a través de la muerte expiatoria del Señor Jesucristo: el Hijo encarnado de Dios que actúa como nuestro representante y sustituto.

• El nacimiento virginal del Señor Jesucristo, así como su resurrección corporal y ascensión a la diestra de Dios Padre.

 

• La justificación del pecador únicamente por la gracia de Dios, a través de la fe en Jesucristo, el único mediador entre Dios y los hombres.

 

• El envío del Espíritu Santo como el ayudante que habita en los que son salvos y los lleva al arrepentimiento, lo que resulta en la regeneración, la santificación y el otorgamiento de dones espirituales.

 

• La única Iglesia, santa y universal, que es el cuerpo de Cristo, a la que todos los cristianos pertenecen en la forma terrenal de las congregaciones locales.

 

• La certeza de la segunda venida del Señor Jesucristo y el establecimiento de su reino.

• La resurrección de los muertos, la vida eterna otorgada a aquellos que son salvos, y el sufrimiento eterno de Satanás y todos aquellos que rechazan a Jesús como su Salvador y Señor.

 

• La iglesia sirve para:

 

a) Adorar a Dios, proclamar el mensaje del Evangelio y promover el crecimiento espiritual de sus miembros

 

b) Promover actividades para fomentar el compañerismo y la comunión entre los miembros.

 

c) Promover la asistencia social a sus miembros y, en la medida de lo posible, a otros necesitados.

 

d) Enviar y apoyar a aquellos cuyo llamado es extender el Reino de Dios en la Tierra.